Home Bandas Catálogo Tienda Novedades Contacto Lista de correo Links
 

 
  Play power


Con ustedes un espontáneo que se lanza al ruedo de la fantasía y del surrealismo de if... siesta ¡Ojo! No se trata de un músico cualquiera o de un don nadie que se lanza al tuntún. David Candy es la nueva encarnación de Ian Svenonius, vivaracho líder de the Make-up, el combo de gospel ye-ye de Washington y famoso en el mundo entero del rock'n´roll por sus discos en K y Dischord.

No es que renovemos contenidos con esta incorporación. Este 'Playpower' es un acompañamiento perfecto y complementario masculino al álbum de Death by Chocolate (siesta 146). Para entendernos, sigue la pauta de discos de fácil consumo de if... Siesta aunque con un toque enigmático y extraño.

Tildado como el mejor interprete en directo de la era moderna, Ian Svenonius en el escenario tiene una presencia a medio camino entre un telepredicador y un James Brown o entre Prince y un Mick Jagger o Iggy Pop con más luces. Ian encabeza además el llamado ´Rock´n´roll commitern´ movimiento anti industria-musical que tiene su argot propio y ejerce las veces de Ministro de Información de The Nation of Ulysses (grupo hardcore punk seminal con aires de banda terrorista). En Make-up ejerce de consejero en sensibilidad y erudición, dirigiendo una extraña batalla iniciada contra el voraz mundo capitalista y sus convencionalismos. Es un abanderado anti-MTV y tiene otras melopeas nostálgico-festivas de difícil catalogación.

Al fin y a la postre, Ian demuestra ser un hombre de golpes mágico y de audacias pintorescas. Tras la consecución de su estatus internacional en Make-up decide esmaltar y adornar su vida con el pellizco de un disco en otra clave distinta. Su brújula enloquece en 'Playpower', disco de intensidad cegadora que desafía las percepciones clásicas y en la que se guarece de su rampante carrera sicodélica. Archívelo en la sección clásicos del pop o en el apartado cinemático.

Imaginamos 'Playpower' como el disco que Toby Dammit hubiese hecho de haber llegado a Roma en la obra maestra de Fellini. Candy se inspira en este personaje concreto que interpreta Terence Stamp. También coge elementos del personaje que interpreta Christopher Jones (Max Frost) en la película 'Wild in the Streets' -en la que un cantante pop se convierte en Presidente- y del personaje de Paul Jones en 'Privilege' -donde una campaña de publicidad convierte a una estrella del pop en todo un mesías religioso. De aquí, la inclusión de 'Listen to the music' y del tema de Mike Leander 'Bad Bad Boy' de sendos films en el repertorio. Completa el trío de versiones la lectura atmosférica de una de las nanas de K. Komeda para ´La semilla del diablo´ de Roman Polanski.

El material original destaca más si cabe; la viñeta sobre la vida de David Candy una mañana cualquiera resplandece. O ese 'Diary of a genius' que domina la primera parte del disco, el mensaje del fan de David, 'Incomprehensibly yours' y la navegación hacia el mundo personal de afinidades culturales en 'Redfuchiatamborine&gravel'. 'Playpower' disfruta de una atmósfera de refinamiento y humor bajo el sol mediterráneo; creatividad y alegría difíciles de encontrar en el pop de nuestros días.

Cada instinto subversivo lleva al lado su gendarme. Los disparatados vericuetos mentales de este chevalier servant inteligente florecen en este soberbio disco. A la luz del día o entre telones, David Candy es un oráculo de máxima autoridad. Guarde este tesoro.


 
^^^^