Home Bandas Catálogo Tienda Novedades Contacto Lista de correo Links
 

 
  Takin' the back roads

  L'Anarchie


He aquí el espectáculo de una figura simpática, de toda una femme de monde que decora su música como con pinturas de tocador, cremas y barras de labios. Imagínese usted a una rubia latina con el encanto de Judith Durham y la voz sedosa de Claudine Longet. Rodéela de maestros émulos de Bacharach, Jobim o Tony Hatch. Piense en una luminosa estrella de cabaret de Australia, una Reina del Easy Listening, una Shirley Bassey atolondrada. Añada bossa nova, candorosos toques camp y fina música, versiones de éxitos de The Sex Pistols, Astrud Gilberto, Kiss, Chumbawamba, Ian Durie o Alanis Morissette. Una nueva luna en nuestro universo musical aparece por ensalmo. Les presentamos a la segunda artista inverosímil (tras Lorraine Bowen). Se llama Pastel Vespa , te dice "buenas" y eso ya es música. Nada de papel de florero. Usemos como cartel-réclamo unas palabras del Presidente del Club de Fans de Pastel Vespa , Wayne Davidson.
Pastel Vespa es la voz de la Primavera en un jardín de rosas sin espinas, una lozana margarita al sol en una portada de los sesenta. Una rumbosa con maneras de una Audrey Hepburn tras una jornada de ski en Aspen, Colorado.Su vida avanza a ritmo de coches deportivos, pañuelos imposibles, animales de lujo y vestidos de flores. Este es el fascinante mundo de Pastel Vespa .
Mitad brasileña (su madre cantaba samba en Río y solo conocía la palabra inglesa Pastel), mitad italiana (de la familia milanesa Vespa), ha tenido una vida errática que le ha llevado a Oceanía. Su sueño siempre ha sido actuar rodeada de su orquesta y de sus muchachos en cruceros surcando los siete mares. Y de paso conocer a gente flamboyante, galante y vibrante que le cuente un manojo de historias y se hagan paladines y mártires de su causa.
"L'Anarchie" (siesta 162), su primer larga duración. Todo un testamento al talento de una estrella que hace rugir de gusto al respetable. Armada con inolvidables composiciones de Lynott, Morrisette, Dury o Rotten y bajo la batuta y dirección musical rapsódica de John Thorn, Pastel le conduce a aguas musicales más saladas que el propio mar. Despliega temas de bossa nova eterna ( "In my automobile" de Jorge Ben o "The girl from Ipanema") como suaves caricias, o guitarras delicadas y ambientes mariachis en la sabrosa versión de Chumbawamba. Se permite el gusto de ajustar cuentas con el "Ironic" de Alanis Morisette proporcionándole un tratamiento sublime; ralentiza y edulcora el clásico de KISS "I Was Made For Lovin' You" hasta convertirlo en puro ronroneo de dormitorio.
“Takin’ The Back Roads” (siesta 192 ), su segundo larga duración, también quita el hipo y sus más increíbles versiones de éxitos pop y rock. Apunten algunas de las sorpresas : Prince (When doves cry), New Order (Blue Monday), Billy Idol (White wedding) o The Cure (Let's Go To Bed). Todos aparecen pintados con el color de rosa del easy listening. Aunque uno no sea de propensión elitista ni finolis de convicción, le será difícil no sucumbir ante estas 10 golosinas cosmopolitas (hay dos temas propios). Y es que cuando Pastel canta se reúnen las naciones más remotas de la ONU musical y los embajadores brindan con champagne - Metallica con Bert Kaempfert, Nakamura con Joao Gilberto, Prince con Tito Puente, The Angels con Brigitte Bardot, New Order/ Joy Division con Herb Alpert o The Cure con The Four King Cousins.


 
^^^^