Home Bandas Catálogo Tienda Novedades Contacto Lista de correo Links
 

 
  La Duermevela

  Interial

  Debut Álbum

  Abrigados
AGOTADO
  The Young Bryan Superstar
AGOTADO


Javier Sánchez (La Buena Vida), Gorka Ochoa (Le Mans), Daniel Saizar e Iñaki Beraza decidieron formar Los Perdidos en los albores de los 90. La pasión por The Jam era evidente en esos momentos. En 1993 deciden llamarse The Young Bryan Superstar y orientan su sonido hacia los ochenta del C86 o del entorno escocés de Postcard (Orange Juice, Pastels, Wedding Present…). Surge su EP de debut en siesta con portada diseñada por Loreak Mendiak. Justo cuando empieza a asentarse la manía de cantar en inglés el cuarteto decide cantar en castellano y llamarse El Joven Bryan Superstar. Bajo este nombre graban otro formidable EP y un maravilloso álbum homónimo que es recibido con ditirambos.

Tras el silencio de 1996 El Joven Bryan retornó con más vitalidad que nunca. Optando por alejarse de los matices comunes del cacareado Donosti-pop. Sin pretenciosidad ni ultramodernismos trasnochados El Joven Bryan hicieron un disco para el nuevo siglo. Más sombrío, más intenso, mejor producido. Unas secciones rítmicas contundentes y el florecimiento vocal del guitarrista de La Buena Vida apuntalando canciones que pueden recordar a Leonard Cohen, Tindersticks, Momus, Massive Attack, Tricky, Primal Scream pero que a la vez tienen entidad propia. Tenues pero perturbadores. Un disco convincente y novedoso.

Personalmente creemos que Interial es una secuela de la ofuscación de los componentes de EJB por el mundo del cinematógrafo. Es una obra de arte y ensayo pero que a la vez podría reflejar las obsesiones de una película de Buñuel, la naturalidad de Jean Renoir, el expresionismo y opacidad de Robert Wiene, Henrik Galeen, o Murnau, la sensibilidad o sobriedad de Dreyer o Mizoguchi… Referencias del séptimo arte para un disco repleto de lucidez, plenitud e inspirados momentos.

Apoyados por una parte de la crítica y denostados por otro sector nuestra recomendación es que te sumerjas en la nueva faceta del grupo más sorprendente de nuestro catálogo. Tal como dijo el actor Robert Duvall "escuchar o leer las críticas es como dejar a Muhammad Ali decidir qué astronauta debe ir a la luna".

Cada disco de El Joven Bryan es un salto sin red. La Duermevela fue su tercer álbum. De nuevo EJB decide aniquilar su pasado y se abisma en una obra intensa y personal. Un trabajo con ribetes líricos que abre los candados de la vida interior de Bryan. A unos les parecerá una atractiva telaraña paranoide, a otros el reverso de La Buena Vida. Sea como sea La Duermevela es una invitación a un mundo bello y fascinante de escape interior o exterior a través de nueve canciones susceptibles de lecturas diversas, de prolongaciones no cerradas, de libres interpretaciones.

El tránsito del costumbrismo al onirismo ya se dejó ver en Interial. Se advertía la punta del iceberg del gélido mundo fantástico que concibieron los donostiarras para romper los estereotipos asociados a su procedencia. La Duermevela es un trabajo de valores abstractos con inextricables alegorias. El Joven Bryan buscó ahora su timón en el navío de su tristeza aunque con pasiones dormidas como en volcanes. Y es que ciertas energías deben canalizarse hacia las pasiones aunque sean sombrías. La Duermevela tiene esa tristeza que da la sabiduría de la vida.

Musicalmente es un disco más de ingeniería que de bricolaje. Se trata de un derroche de elegancia y suntuosidad gracias a cuidados arreglos, bases hipnóticas y solemnes decorados musicales que subyugan. Grabado en los estudios De Lucas y mezclado en Katarain la principal novedad es la colaboración vocal de la enigmática Elena en "de madrugada" como voz solista y en el resto de canciones (excepto las instrumentales) como complemento al penetrante timbre de Javier Sánchez (de La Buena Vida). Todo en estado de gracia místico como en esa aureola que envuelve a Tinderticks, New Order, o .... Por otra parte las letras son más complejas y están cargadas de un romanticismo irracional. Indudablemente es imposible poder entender el corazón humano.


 
^^^^